Autor: Luis Lorente

Los días 29 y 30 de noviembre tuvo lugar el I Congreso Internacional Arte y Salud organizado por Believe in Art. La cita tuvo lugar en el Edificio del Grupo San Valero situado en la zaragozana plaza de Santa Cruz. El evento contó con la colaboración de la Universidad San Jorge y Gamma Scan.

Este primer encuentro, de carácter internacional, pretende convertirse en una cita anual de referencia para la reflexión de diferentes profesionales sobre la experiencia de la humanización hospitalaria, poniendo el foco en el arte, su contemplación y la necesidad de crear espacios sanitarios concebidos desde la belleza, la imaginación y la creación contemporánea. En la cita coincidieron profesionales del Museo del Prado, sanitarios, investigadores, psicólogos y artistas y puso fin a los distintos actos que Believe in Art organizó para celebrar el décimo aniversario de su nacimiento.

Carmen Sánchez Monterde es responsable de actividades sociales y culturales del Grupo San Valero y de la Universidad San Jorge. Comunicadora y Gestora Cultural, Máster en gestión y dirección de empresas radiofónicas (Universidad Autónoma de Barcelona), cuenta con más de 30 años de experiencia en medios de comunicación (Grupo PRISA) realizando eventos culturales y la programación musical de sus emisoras (Los40, Dial, M80, Radiolé y Máxima). Tiene una larga trayectoria en coordinación de equipos de trabajo, programación cultural y organización de ferias, congresos, conciertos y todo tipo de eventos. Ha desarrollado su carrera profesional en Lleida, Zaragoza, Madrid, y Barcelona. También ha dirigido programas de Televisión y radio. Es locutora profesional y actriz de teatro.

Desde 2021, Carmen es responsable del departamento de Cultura y Ediciones de la Universidad San Jorge. Organiza las actividades culturales y sociales de la Universidad como exposiciones artísticas, ciclos de conversaciones, talleres o charlas. Desde Ediciones USJ se encarga del estudio, valoración, edición, distribución y promoción de publicaciones de interés científico, académico y cultural.

— ¿Por qué la USJ colabora en un congreso sobre arte y salud? ¿Qué grado de implicación ha tenido la USJ en el congreso?

— Porque ya hace dos años que abrimos las puertas de la sede de la plaza Santa Cruz con el objetivo de ser un foro para que personas y colectivos puedan exponer e intercambiar pensamiento y conocimiento; y esa es, sin duda, una de las misiones de una Universidad. Además, porque compartimos 100% la propuesta de este congreso; la humanización hospitalaria. En definitiva, en el congreso de arte y salud confluyeron dos de las áreas más efervescentes de la Universidad: la Salud, con una facultad a la que le avala una trayectoria de quince años de excelencia, y el arte, uno de los ejes de nuestro servicio de Actividades Culturales.

En cuanto al grado de implicación de la USJ en este congreso, además de participar como Partners, cedimos el espacio de Santa Cruz para la realización del congreso, Roberto Navarro Montes, Docente en el Grado de Psicología y Coordinador Académico del Grado de Psicología, participó en una de las mesas; y el Área de Cultura estuvo implicada en la coordinación del congreso, así que podemos decir que fue alto.

Danos tres titulares de lo trabajado durante esos días en el Congreso.

— El poder transformador de la Universidad en la sociedad pasa inevitablemente también por la Cultura, la transmisión de conocimiento ha de ser bidireccional, de las aulas a la sociedad y viceversa. Participar en este primer Congreso nos ayudó a cumplir esta misión, además, como he comentado, se unen dos puntos fuertes de la USJ la salud y el arte. Me atrevería a lanzar algunos titulares que son en realidad frases que salpicaron el congreso:

  • Las autoridades sanitarias advierten que el arte y la cultura benefician seriamente su salud.
  • La humanización de los hospitales tiene en el arte uno de sus pilares.
  • No hay contraindicaciones, hagamos espacios bellos que ayuden a sanar.

¿Qué propuestas de trabajo de cara al futuro han nacido fruto de este primer congreso?

— Cuando nos hablasteis de la organización de este congreso estábamos trabajando en la posibilidad de unir investigación y arte. Enseguida vimos que podíamos unir fuerzas y actualmente estamos empezando a trabajar en este proyecto: Arte en espacios sanitarios: investigación y práctica sobre materiales ecosostenibles que se articula en dos objetivos fundamentales.

Por un lado, investigar desde el ámbito universitario y través de la participación de una selección de artistas aragoneses sobre procesos y materiales de producción en artes plásticas alternativos con menor impacto en la salud de las personas y el medioambiente; por otro, exponer el arte ecosostenible resultante de la investigación anterior en espacios sanitarios en beneficio de la salud física y mental de los pacientes, acompañantes y trabajadores de dichos lugares.

Este proyecto comenzaría en los laboratorios de la universidad, analizando los diversos materiales que los artistas plásticos, en especial en la disciplina de la pintura, hacen uso en su producción. Una vez encontradas alternativas de menor impacto en la salud y en el medioambiente, la intención sería trabajar con ocho artistas de la Comunidad Autónoma de Aragón colaboradores en el proyecto Believe in Art para trasmitirles los conocimientos necesarios y conseguir así una mayor concienciación responsable en materia medioambiental. Finalmente, a través de la experimentación en sus estudios, podrían aplicar lo aprendido en su trabajo artístico.

Estamos todavía dándole forma, y no se nos ocurrió mejor compañero de viaje que Believe in Art, pues esta asociación trabaja continuamente con artistas que intervienen en hospitales y otros entornos sanitarios para que sean más agradables para sus pacientes, acompañantes y trabajadores. Si conseguimos llevar a cabo este proyecto, las ocho obras resultantes de la investigación sobre materiales inocuos y ecosostenibles se expondrían en dichos espacios para acercar el arte a estas personas y analizar cómo éste es capaz de mejorar la salud de quienes más lo necesitan.

Por resumir, los objetivos principales del proyecto son:

  • Investigar sobre procesos y materiales de producción en artes plásticas alternativos con menor impacto en la salud de las personas y el medioambiente.
  • Utilizar el arte ecosostenible en espacios sanitarios en beneficio de la salud física y mental de pacientes, acompañantes y trabajadores del entorno sanitario 

También con Believe in Art seguimos abiertos a cualquier propuesta para exponer en nuestro espacio expositivo del Edifico Grupo San Valero (Recoveco) y, por supuesto, colaborar en el II Congreso de Arte y Salud

¿Qué es para ti dar vida a través de la pintura?

— Llenar de color momentos de blanco y negro. Conseguir a través de la belleza visual espacios de calma mental. Conseguir que el propio espacio te abrace a través de esas pinturas y se convierta en un espacio amable. Cuidar lo bello. Todo nuestro alrededor comunica, y tiene un impacto en nosotros. Hagamos espacios bellos para que las emociones que nos transmitan sean buenas y generen en nosotros estados de bienestar para sanar.

¿Cuándo conectan por primera vez USJ y Believe in Art y qué recorrido han llevado conjuntamente hasta la fecha?

— Antes de que llegara a la USJ seguro que tenían contacto con Believe in Art ya que una de las alumnas de periodismo, Talía Benedicto, hizo las prácticas con vosotros. A partir de ahí, todo lo que ya hemos comentado, el Congreso de arte y Salud, el proyecto y el espacio expositivo Recoveco.

Hasta el momento, los congresos sobre arte y salud abordaban casi exclusivamente el arte como terapia activa y cómo éste ayuda para la mejora de la salud mental. En esta ocasión Believe in Art quiere aportar un debate, una mirada desde su experiencia, que comprende el arte como terapia contemplativa. Según el escritor Sergio del Molino, quien entiende perfectamente el papel de la ONG zaragozana como agente sanador no sanitario: “Lo que más admiro de Believe In Art es que entiendan que el bienestar y la estética no son lujos superfluos. A menudo, los que se dedican a ayudar a quien lo pasa mal desprecian todo lo que no sea la urgencia de la atención inmediata y se olvidan de que quien sufre es probablemente quién más se merece y necesita el arte”. El arte entendido como terapia contemplativa nos lleva a un concepto más amplio que une cultura con humanización hospitalaria construido sobre los cimientos que aporta la neurociencia en este sentido.

—¿Eres conocedora de la existencia de propuestas curriculares de trabajo a este nivel artístico dentro de la Universidad?

— Me consta que existen propuestas curriculares a nivel universitario que integran el arte como terapia contemplativa y su relación con la salud. Sobre todo, en programas de Psicología es común encontrar cursos o especializaciones en terapia artística, donde se exploran diferentes enfoques terapéuticos que incluyen el arte como una herramienta para la exploración emocional y la mejora del bienestar mental. Estos cursos pueden abordar la terapia artística desde una perspectiva contemplativa, que busca el desarrollo de la atención plena y la conexión con uno mismo a través de la práctica artística.

También en programas de terapia ocupacional es normal encontrar asignaturas o seminarios que incorporen el arte como una actividad terapéutica para promover la rehabilitación y la integración social de personas con diferentes necesidades de salud mental.

En el ámbito de la educación artística, también pueden existir cursos o especializaciones que exploren el papel del arte como herramienta para el bienestar emocional y la salud mental, tanto en contextos educativos formales como en programas comunitarios o de intervención social.

Estos programas suelen basarse en evidencia científica proveniente de disciplinas como la neurociencia, que respalda los beneficios del arte para la salud emocional y el bienestar general. Además, pueden integrar enfoques interdisciplinarios que combinen conocimientos de psicología, arte, educación y salud para abordar de manera integral las necesidades de las personas en diferentes contextos.

En el caso de nuestra Universidad, en el grado en psicología de la USJ de momento no se está contemplando, si bien me consta que a nivel de la Facultad de Salud hay profesionales fundamentalmente en el ámbito de fisioterapia y enfermería que se están formando y explorando esta vertiente, participando en proyectos más allá de lo curricular.

—¿Qué otras actividades se realizan en la USJ y tienden puentes con Believe in Art?

— Pues siguiendo el propósito del Congreso, cualquier actividad cultural, en cualquier disciplina es algo que aporta bienestar, y nosotros hacemos muchas. Realizamos actividades culturales que abarcan todas las disciplinas artísticas: hacemos ciclos como El arte de lo Legal para tratar el cuidado y la protección legal de las obras; de Música como El Sillón Rojo con Juan Carlos Galtier y la Filarmónica de Zaragoza para conocer de cerca la música clásica; Foros de Cine con el Festival Retina, la ACA o Charlas con La mirada Tabú donde el grado en Comunicación Audiovisual está presente; debates con actores en el Teatro PrincipalM organizamos el Aula de teatro con el Teatro de la Estación y estamos al lado de los libros con nuestro Club de lectura y las muchas presentaciones que acogemos. Durante el curso escolar llevamos a profesionales de la ilustración, el diseño, el periodismo o la literatura a las aulas para que los alumnos puedan tener una clase magistral con los mejores. Organizamos el Salón del Libro de Villanueva de Gállego conjuntamente con su ayuntamiento y nos involucramos con todas las asociaciones, instituciones, entidades culturales o agitadores culturales (Premios de la Música aragonesa, Premios Simón, La inmortal, Feria de arte Saraqusta, AAEE…). Y que tiendan puentes con Believe in Art, además del Congreso y Salud, toda nuestra programación expositiva de Espacio en Blanco, tanto en el Campus como en nuestra sede de plaza de Santa Cruz con RECOVECO y la sala de exposiciones fotográficas Jalón Ángel. Nuestro concurso de arte emergente CALL FOR ARTISTS va ya por la cuarta edición este año y da visibilidad a los artistas aragoneses en cualquier disciplina artística. Quizás el puente más claro sea con RECOVECO, tuvimos durante dos meses su manifiesto sobre la importancia de consumir arte, y seguimos abiertos a cualquier propuesta artística que podáis ofrecer en este espacio o en los dos del Campus de la USJ.

¿Conoce el alumnado de la USJ de la ONG Believe in Art? En caso afirmativo, ¿qué acogida tiene?

— Estamos seguros de que sí porque incluso, como he comentado antes, han hecho prácticas con Believe in Art. Además, reciben información por diferentes canales de todas las actividades que hacemos con vosotros. El congreso seguro que contó con la presencia de alumnos de la USJ. También conocían vuestro trabajo puesto que muchos docentes de la Universidad y los alumnos que hacen prácticas en los centros hospitalarios.

¿Ha colaborado la USJ con algún centro hospitalario? ¿En qué ha consistido dicha colaboración?

— En la Universidad San Jorge contamos con convenios de colaboración con diferentes centros hospitalarios de nuestra comunidad autónoma para la realización de las prácticas de nuestros grados de la Facultad de Ciencias de la Salud, y, además, me gustaría destacar algunas aportaciones de la Universidad, como la revista Botiquín y sonrisas, una publicación editada por la USJ que pretende ser un acompañamiento para los niños hospitalizados y sus familias del Hospital Miguel Servet y desde el siguiente número de primavera, también del Hospital Clínico Lozano Blesa. Una docente de la USJ, Manuela Catalá, coordina los contenidos de la revista, en cuya elaboración participa de manera voluntaria la comunidad universitaria, alumnos, trabajadores, egresados y profesores.

El programa de voluntariado de la USJ también está cerrando una colaboración con el Hospital Clínico. Serán 20 alumnos que junto a otras entidades colaborarán en la ciberaula de la planta 5 de pediatría y en la planta 8 de psiquiatría infanto-juvenil.

Y, para finalizar, si estuviera en tus manos realizar o, cuando menos, proponer diseños para algunos espacios hospitalarios, imagina para las y los lectores del blog un boceto a modo de propuesta de idea para pintarUn espacio de oncología infantil y otro de adultos.

— No sé por qué, pero me iría a motivos naturales. Flores en el infantil y Selva en el de adultos.

— La sala de espera de un hospital infantil y de un hospital de adultos.

— Habría que hacer muchas intervenciones en las salas de espera. Empezando por que sean más amables, cómodas y que transmitan calma.

Por último y, quizás, el más retador, una habitación de un centro psiquiátrico.

— Poesía, lo llenaría de poemas.

Ya solo nos queda darte agradecerte la disposición a compartir con Believe in Art este rato tan agradable y emplazarnos al siguiente Congreso.