A veces los proyectos nos encuentran a nosotros. Llevábamos varias plantas del Hospital Infantil hechas completas (cirugía pediátrica, oncopediatría, parte de infecciosos)  y habíamos hecho ya alguna otra actuación suelta en  salas de espera o tramos de escaleras cuando nos dimos cuenta de que era hora de integrar otras disciplinas artísticas

Agnes Daroca y Sergio del Molino

Y es que lo esperable, fácil y obvio es trabajar desde las artes plásticas, sobre todo la pintura y la fotografía. Pero ¿qué pasa con la literatura, por ejemplo?. La experiencia en los talleres didácticos que también abordamos en el cole del Hospital Infantil es magnífica pero ¿cómo traspasar esa barrera del aula e impregnar parte del hospital?.

Edu Flores y Raquel Garrido
José Luis Cano e Irene Vallejo

Es cierto que toda ilustración tiene una narrativa detrás, pero queríamos que fuera más evidente… así que cuando nos pidieron que abordáramos todo el área de Pediatría del Hospital materno Infantil de Zaragoza, en la planta 4, lo tuvimos claro: había diez habitaciones, más una que de momento dejaríamos sin hacer. Nuestra primera llamada iba a ser a 10 escritores, no a artistas plásticos. Una vez elegidos y confirmados les pediríamos a estos que nos escribiera un microrrelato, ex profeso para el lugar donde sería leído: la habitación de un hospital infantil. Hecho esto les pedimos que escogieran qué ilustrador querían que diera forma y color a ese relato.

Elisa Arguilé y Jorge Gonzalvo
Pantalia de Ideas

Las parejas fueron un auténtico lujo:

  • Sergio del Molino y Agnes Daroca
  • Antón Castro y Javi Hernández
  • Pepe Serrano y Alberto Gamón
  • Irene Vallejo y Jose Luis Cano
  • Raquel Garrido y Edu Flores
  • Jorge Gonzalvo y Elisa Arguilé 
  • Carlos Grasa y Diego Fermín
  • Pantalia (Sergio Lairla y Ana Lartitegui)
  • Ana Alcolea y David Guirao
  • Arantxa Ortiz y Ana Lóbez
Javi Hernández y Antón Castro
Javi Hernández y Antón Castro

Tiempo más tarde, y muy de repente, nos llamaron con mucha premura: la habitación 11 que por deseo expreso se había quedado sin hacer en día ahora se tenía que hacer. En 4 días. CUA-TRO-DÍ-AS, con sus cuatro días y sus cuatro noches ¿Podíamos? ¡Por supuesto!

Esa habitación, un tanto especial, se había quedado sin hacer porque aunque estaba en pediatría era diferente.  Allí es donde se trataban los niños que necesitan diálisis: os imaginaréis las historias que se viven ahí siempre. Pero aquella llamada era especial porque nos contaron que iba a entrar un bebé que no iba a salir de ahí en tres meses. Iba a entrar el lunes y estábamos a jueves: teníamos que correr.

Elisa Piña

Como el resto de la planta estaba dedicada a la literatura pensamos que siendo el aniversario del nacimiento de Gloria Fuertes podíamos hacerle un homenaje. La ilustradora Elisa Piña hacía tiempo que nos había dicho que quería colaborar con nosotros y no corrió, voló. La habitación que tenía que recibir a ese bebé estaba lista ese mismo domingo. Es esta que veis aquí arriba, inspirada por un poema de la poetisa.

En 2018 nació gracias a esto nuestra primera publicación, Cuentitis Aguda.

Con la publicación de este libro recaudamos fondos para seguir pintando hospitales y todavía puedes hacerte con él. No hubiera sido posible sin la colaboración desinteresada de Artes Gráficas  Litocian, Torras Papel, KP Kaiz&Process Consultores, Troqueles Lahuerta, Troquelados Matri y Encuadernaciones Kusmar. Gracias a todos ellos.